¡Su navegador está desactualizado!

Actualice su navegador para ver este sitio web correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×

Bienvenidos a Nuestro Colegio - Gimnasio Fontana

Gimnasio Fontana

Gimnasio fontan
Gimnasio fontan

Tú les has dado alas,
nosotros les enseñamos a volar...

¿Sabías que?
25 de Junio de 2018

SABÍAS QUE...

Este fue el discurso de despedida de para los estudiantes de grado once, escrito por: Antonia Benjumea Vélez, Emilia Cuervo Maldonado y Camilo Buriticá.

 

Discurso de graduación Seniors 2018

Buenas noches, directivas, familiares, profesores y Seniors. Hoy nos encontramos en el que es tal vez uno de los días más importante de nuestras vidas, que marca tanto un final como un gran comienzo. Para muchos, el colegio ha sido nuestro hogar desde siempre, otros se han unido a la familia a lo largo de los años, pero todos culminamos un ciclo este día. A través del tiempo hemos crecido como personas, hemos aprendido los unos con los otros enfrentado obstáculos que al final  nos han fortalecido como familia.

Si bien es cierto que algunos vínculos se han debilitado y varios miembros de este grupo se han distanciado, el hecho de estar hoy aquí evoca una compilación de recuerdos que conforman la esencia de la promoción 2018.  Más allá de los aprendizajes académicos, lo que perdurará serán las experiencias, experiencias cargadas de alegrías como también de algunas tristezas, ya que al fin y al cabo de eso se trata el colegio.

 Jamás olvidaremos lo que se sentía esperar a que  llegara el viernes para llevar al colegio nuestro juguete favorito, o en algunos casos hacer lo imposible para esconderlo los otros días de la semana. Asimismo,  qué recuerdos gratos vienen del pasado cuando recordamos que nos llevábamos a Ólimac con el orgullo de haber sido el mejor de la semana. Además, qué decir de las excursiones que nos dejaron mil historias para contar: el show de talentos en Villa de Leyva,  el rodadero de llantas en Barichara, las caminatas de mil horas y la changua de Cocuy, las historias de terror de Vans en Gorgona, conocer gente increíble como Yuki  en Amazona o las nuevas amistades que hicimos en el viaje a Paipa. Muchos aún recordamos cuando nos reuníamos en los recreos con la grabadora prestada para practicar los bailes del Día Fontana, para jugar escondidas-cogidas en el parque, o incluso para apostar gogos y tazos que hoy en día no tenemos idea dónde están. Los torneos de fútbol que ganamos en séptimo, nuestras participaciones en intercursos, el festival de teatro estudiantil, la semana de la multiculturalidad, los tres millones en el match de física, las penas que pasamos por los regalos anónimos en San Valentín, las comparsas de halloween, y muchos otros recuerdos que siempre nos sacan sonrisas. 

No solo han sido experiencias, sino también personas como Mercy, que salvó a más de uno de un boletín por retardos, a Dago, con los policías y ladrones; a Diego Rojas, con Mr. Blue 8 y Mini Iron Airlines; a Leo, con Charlie y la Fábrica de Chocolates o Percy Jackson; a Rafa, con su nivel Rafiqui; a Chris y sus power points, a Daniel Sánchez y su Black Jack. Personas, que aunque ya no están en el colegio nos han marcado para toda la vida, más allá de sus enseñanzas académicas. Cómo no aprovechar este momento para mencionar profesores que en pocos años con sus métodos y muletillas se ganaron nuestro afecto y nos dejaron recuerdos que nunca olvidaremos: el tren de Stefanny para conversión que a más de uno nos ayudó; las charlas existencialistas en las clases de Anna que nos dejaban con los ojos aguados; los picnics con Nell; el “sí sonido” de John; el “vaya y abrace el árbol” de Álvaro; la intensidad del equipo de Proyecto Fontana con las entregas que nos hizo trasnochar en varias ocasiones y hasta llorar cuando nos sentíamos perdidos. 

 Sería imposible nombrarlos a todos, porque a lo largo de tantos años hemos tenido la fortuna de encontrarnos con personas maravillosas sin las que no estaríamos hoy aquí. Gracias a nuestros padres por ser profesores todoterreno en casa, por acompañarnos en las trasnochadas,  por demostrar que su amor es incondicional, incluso, en esas tardes después de las entregas de notas. A los profesores, que aunque en su mayoría no nos acompañan hoy, nos formaron como personas y nos ayudaron a encontrar nuestras fortalezas y debilidades. Gracias a las directivas por crear colegio diferente que, a través de los años, nos proporcionó espacios para desarrollar nuestra creatividad y pensamiento crítico con virtudes que nos diferenciarán en el futuro. 

Y finalmente queridos Seniors, gracias por ser nuestra segunda familia en estos últimos años, para todos es un orgullo terminar este proceso con personas que han demostrado ser únicas, íntegras e increíblemente talentosas a su manera.  Después de hoy, no sabemos qué nos traerá la vida, se romperá la rutina e incluso algunos lazos.  Dejaremos de compartir el día a día, pero, Seniors, este grupo tendrá un espacio especial e irremplazable en el corazón de cada uno. Gracias por cada sonrisa, por cada apodo, por cada amistad, en fín, por ser ustedes. Estamos seguros que la vida nos espera con muchos éxitos y cumplir nuestros sueños será posible. Hoy, cerramos una puerta pero muchas más se abrirán. Sean valientes, aunque los resultados sean inciertos escojan siempre su felicidad, no le teman a los errores, porque como dijo Churchill: “el éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”. El mundo necesita de nuestra creatividad, nuestras ideas  y nuestros sueños. Sabemos que la vida nos espera con los brazos abiertos y muchas sorpresas; disfruten cada una de ellas. Gracias, por haber dado lo mejor de cada uno, gracias por haber dejado su huella en todos los aquí presentes y gracias por ser una promoción excepcional.

Nuestra promoción 2018 ¡Seniors, lo logramos! ¡Todo valió la pena! ¡Lancemos los birretes con orgullo porque hoy, por fín, nos graduamos!


Comparte en: